Curso Celulas Madre-Stem Cell Training Inc.
Interesante? Compártelo!

Las 4 posibles funciones de la terapia con células madre además del reemplazo celular

Históricamente, la vía principal de curación propuesta a través de células madre era el reemplazo de células. En este modo de pensamiento, las células trasplantadas se injertaban (se apoderaban) en el tejido del paciente y reemplazaban a las células muertas o dañadas. Sin embargo, se ha visto un interés creciente en otros modos posibles de curación por parte de las células madre que no dependen del reemplazo celular. En la publicación de hoy abarco 4 posibles mecanismos adicionales.

Efecto Paracrino

Un modelo alternativo, no mutuamente exclusivo, para el reemplazo celular es que los trasplantes de células madre tienen efectos beneficiosos a través de los factores que secretan directamente. Estos factores de crecimiento, las citoquinas y otras moléculas (colectivamente a veces conocidas como “el secretoma”) podrían tener un impacto positivo por varios mecanismos. Después del trasplante de células madre, estos factores podrían indicarle a las células madre o precursoras endógenas que comiencen a crecer.

Podrían indicarle a ciertas células a que no mueran, mientras alientan a otras que están más allá de cualquier esperanza y que podrían estar mediando efectos tóxicos a que continúen.  (Por cierto, posiblemente haya visto la investigación (que se menciona aquí, versión en inglés) apoyando la idea de que las células senescentes que cuelgan alrededor del cuerpo son realmente dañinas y que eliminarlas podría combatir el envejecimiento. De hecho, hasta existe un campo germinal de “seno líticos”. Las moléculas secretadas también podrían estimular la angiogénesis, ayudando en la cicatrización del tejido.

Inmunosupresión

Otra idea popular relacionada es que las células madre infundidas cuentan con funciones inmunosupresoras. En esta forma de pensar, aunque las células madre inyectadas no permanecen por mucho tiempo, mientras están presentes, le indican al sistema inmunológico a que lo “enfríen”. Es un concepto interesante, pero no probado de manera concreta. Digamos por el momento que esto ocurre a veces.

En ese contexto, debemos ser muy conscientes de los riesgos asociados con esta hipotética inmunosupresión mediada por las células madre. Por ejemplo, los pacientes podrían enfermarse a causa de una infección. La ruta de función inmunosupresora es la que más se ha discutido en cuanto a las células madre mesenquimales se refiere.

Exosomas

Una idea adicional invoca un tipo diferente de “secreción” por las células. Además de crear moléculas que se descargan directamente en el espacio intersticial, la sangre o las células vecinas, las células madre (y en realidad todas las células) hacen lo que se le conoce como exosomas. Se refieren a paquetes pequeños, unidos por membranas repletas de moléculas diferentes. Los exosomas pueden entonces entregar sus factores a otras células.

Existe una gran cantidad de entusiasmo legítimo acerca de los exosomas y su posible potencial clínico. Claro está,  que los exosomas pueden tener posibles beneficios, su función como pequeños paquetes de moléculas potentes también podría plantear algunos riesgos, que en este momento no se comprenden bien.

 

Administración de fármacos

Esta última noción está relacionada con las tres primeras ideas anteriores, pero conlleva más tiempo en el laboratorio. Las células madre pueden diseñarse en el laboratorio para producir (o cargarse con) medicamentos que después pueden segregar o en teoría administrarse con exosomas o incluso mediante fusión celular. De esta manera, las células madre de diseño, una vez trasplantadas, pueden administrar medicamentos a un tejido enfermo.

Esta administración incluso podría ser de una célula a otra (podría decir que una de las célula actúa como un médico y la otra como el paciente, pero no lo haré), en lugar de hacerlo de forma sistémica, ya que la mayoría de los medicamentos farmacéuticos se administran. Por ejemplo, imagine que las células madre cargadas con quimioterapia la administran directamente a un tumor cerebral como un glioma.

Los riesgos asociados aquí incluyen que las células madre den demasiado medicamento, que el medicamento sea administrado a las células equivocadas, que el medicamento administrado por las células madre es tóxico, o que las células madre de diseño se injertan y crezcan en un tejido no deseado o tengan algunos otros efectos negativos. Esa última posibilidad es quizá evitable a través de un interruptor de suicidio celular incorporado.

 

En general, ¿qué otras posibles funciones que resulten útiles no basadas en el reemplazo de células para las células madre trasplantadas le vienen a la mente?

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

15 comentarios
Publicar tu Respuesta