¿Cómo se realiza una terapia con componentes celulares derivados del líquido amniótico?

Las células madre derivadas del líquido amniótico que se inyectan en el área afectada han sido procesadas de forma estéril y convertidas en una forma fluida inyectable.

En los pacientes con afecciones en la rodilla, se coloca  dentro de la articulación.

Para el hombro, se coloca de forma subacromial (por encima del manguito rotador) para la tendinitis o en la articulación con ultrasonido de tratar la osteoartritis.

Estas células madre cuentan con potentes propiedades antiinflamatorias. Los tejidos amnióticos también son una fuente rica de colágeno, elastina, fibronectina, células madre mesenquimáticas y factores de crecimiento que pueden ayudar a la reparación y regeneración de los tejidos.

Aunque esta terapia es conceptualmente  similar a las inyecciones de esteroides, se cree que la terapia con células madre tiene un impacto más prolongado.

En esta etapa, no sabemos si esto realmente reparará o restaurará el cartílago dañado, pero los datos preliminares han sido prometedores.

Un artículo científico reciente publicado por  Universidad de California del Sur demostró un beneficio en el control del dolor y en la regeneración del tejido del menisco después de la artroscopia de rodilla para los desgarros del menisco.


Si bien la cortisona y otras drogas solo brindan alivio temporal para el dolor, las células madre derivadas del líquido amniótico cuentan con la capacidad de restaurar el tejido mientras alivian  el dolor. Los factores de crecimiento en las células madre amnióticas pueden reemplazar las células dañadas en su cuerpo.

Además, las inyecciones de células madre contienen ácido hialurónico, que lubrica las articulaciones y los tendones, alivia el dolor y ayuda a restablecer la movilidad.

La esperanza y el pensamiento es que, debido a su capacidad de regeneración y estabilidad, el impacto y el alivio del dolor pueden ser más largos que los obtenidos con tratamientos anteriores (esteroides, viscosuplementación, etc.).

¿Qué beneficios ofrece la terapia con células madre amnióticas?

La terapia con células madre amnióticas es muy segura y efectiva.

Las células madre amnióticas no contienen esteroides. En cambio, las inyecciones se basan en agentes antinflamatorios naturales, como las citoquinas.

Las células madre amnióticas contienen ácido hialurónico, que lubrica el cartílago y promueve el crecimiento del cartílago nuevo.

Las células madre amnióticas contienen factores de crecimiento que estimulan el crecimiento de los tejidos.

Con las células madre amnióticas, no hay amenaza de rechazo del paciente.

Por último, el líquido amniótico es una fuente altamente concentrada de células madre, lo que hace que este tipo de inyección de células madre sea preferible a las células madre embrionarias y las células madre propias del paciente (de grasa o médula ósea).

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

14 comentarios
Publicar tu Respuesta