Aspirado de Medula Osea y Liquido Amniotico, dos procedimientos prometedores

Medula Osea y Liquido Amniotico, recurso de dos procedimientos prometedores

 

Para la mayoria de las personas que padecen de problemas médicos como desgarros musculares, tendones inflamados y  articulaciones degenerativas, su cura podría encontrarse literalmente dentro de sus mismos cuerpos. En una única sesión, se procede a extraer del paciente una muestra de la médula ósea rica en células madre, se separan los ingredientes específicos de la médula, estos se concentran y se inyectan en las áreas dañadas o lesionadas.

A este procedimiento se le conoce como Concentración de Aspirado de Médula Ósea (BMAC), y se muestra prometedor para aquellos pacientes que padecen lesiones óseas o articulares, o condiciones como la osteoartritis.

Este tratamiento es relativamente nuevo y por ello sólo un número limitado de consultorios médicos cuentan con el personal médico calificado y experimentado para aplicarlo.

Aunque aún se siguen realizando investigaciones sobre este procedimiento, los resultados obtenidos han sido alentadores y sus potenciales aplicaciones son múltiples. Por ejemplo, un estudio publicado en la Revista Europea de Cirugía Ortopédica indica que los pacientes que padecen dolor de rodilla, causado por la artritis degenerativa, que han sido tratados con BMAC experimentaron una mejoría significativa tanto del dolor como de la función de su rodilla.

Un tratamiento similar es la Inyección de Liquido Amnióticos. Con este procedimiento amniótico, se inyectan en el área afectada el colágeno y las células madre extraídas del líquido amniótico. Este líquido contiene las proteínas naturales y los factores de crecimiento del tejido y líquido amniótico, que son aquellos que ayudan a promover el rápido desarrollo fetal. Luego de ser inyectado en el tejido blando o las en articulaciones donde se padece el dolor, su inflamación se ve reducida, el dolor disminuye y se nota aumentada de la reparación y reconstrucción de los tejidos blandos.

Las células madre provenientes del líquido amniótico tienen una increíble capacidad de reproducción que supera a aquellas células madre que provienen de la sangre adulta, médula ósea o tejido graso. El líquido amniótico es tomado de donantes vivos y sanos que son preseleccionados durante el embarazo y luego elegidos bajo rigurosos criterios de selección de donantes.

La Inyección de Aloinjertos Amnióticos puede ser utilizada para tratar condiciones difíciles tales como: lesiones en tejidos blandos, tendinitis, fascitis plantar, nervios inflamados, desgarres musculares, lesiones a causa de movimientos repetitivos, dolores articulares causado por la osteoartritis incluyendo el de rodillas, hombros, cadera, espalda y cuello,  y a su vez, para tratar el dolor posquirúrgico.

En un simposio llevado a cabo por la Asociación Médica Americana de Podología, un médico que aplica este procedimiento para tratar a pacientes con fascitis plantar informó que los receptores de la inyección de líquido amniótico aplicada en su clínica mostraron al menos un 70 por ciento de mejoría, y lo que es mejor aún, el alivio parece ser más duradero que cuando son aplicadas las inyecciones de esteroides.

Por supuesto, estos procedimientos de inyección amniótica y BMAC deben ser realizados por un médico que tenga experiencia en la aplicación de esta técnica.

En el caso del BMAC, la médula es extraída con una aguja estando bajo anestesia. Este proceso toma normalmente sólo unos minutos. Luego la médula es centrifugada para concentrar las células antes de ser inyectadas en el sitio a ser tratado. En algunos casos, el tratamiento BMAC puede combinarse con la inyección amniótica para promover una cicatrización más veloz.

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

4 comentarios
Publicar tu Respuesta