El Futuro de la Terapia de Células Madres

Hace más de 30 años, se descubrió que las células madre adultas podrían salvar la vida de pacientes con leucemia a través de trasplantes de médula ósea. Ya que las células madre fueron capaces de ayudar a tratar la leucemia y el linfoma, muchos científicos quisieron probar si este tratamiento puede tener otros usos beneficiosos también, como para tratar otros males y lesiones. En los 80 y los 90, se inició el debate de las Células Madres y todavía esperamos por el “boom” de avances médicos prometidos por los investigadores de células madres.

 

Aunque los investigadores podrían haber exagerado con respecto a los beneficios exactos que la terapia de células madres podría traer, en Global Stem Cells Group sabemos que las células madres tienen muchos más beneficios de los que conocemos actualmente. Solo debemos darle algo más de tiempo a los investigadores para entender las particularidades de cómo las células madres interactúan con el cuerpo humano.

 

Cuáles Son los Diferentes Tipos de Células Madres

 

Después del inicio de las investigaciones de células madres, la mayor parte del tiempo fue invertido aprendiendo acerca de los dos tipos de células madres. Estos tipos son: Adulta, y Embrionaria. Las células madres adultas son utilizadas para trasplantes de médula ósea y algunos otros tratamientos. Las células madres embrionarias han demostrado ser demasiado imprácticas como para resultar útiles.

 

Algunas décadas después, en 2006, investigadores en Japón encontraron una nueva manera de utilizar células madres adultas. Básicamente, aprendieron a reprogramar las células madres adultas para que actuasen más como células madres embrionarias, y que puedan transformarse en cualquier tipo de célula que se necesite en cada momento. Estas nuevas células fueron llamadas Pluripotenciales, o células madres iPS.

 

Aunque estas células resultaron viables en la práctica, por otro lado tendrian otras complicaciones. Por ejemplo, las nuevas células iPS se volvieron propensas a mutar con el tiempo, llevando en algunos casos a desarrollar cáncer.

 

Orientando Más la Investigación

 

Aunque los problemas fueron un contratiempo para algunos, nos ayudaron, en el largo plazo, a entender las células madres. Hoy en día, el enfoque de la investigación de células madres es más acerca de las terapias específicas que se usan principalmente para ayudar con el daño de tejidos, y esto tiene sentido.

 

Dado que la reprogramación celular ya no se usa como método, las células madres de un tejido solo pueden usarse para regenerar ese mismo tejido. Por ejemplo, las células madres tomadas de una articulación solo pueden usarse para generar el tejido del cual vinieron. Esto limita lo que las células madres pueden hacer actualmente. No obstante, creemos que estos límites no son permanentes, y los investigadores eventualmente encontrarán maneras nuevas y emocionantes para utilizar células madres.

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

12 comentarios
Publicar tu Respuesta