Curso Celulas Madre-Stem Cell Training Inc.
Interesante? Compártelo!

Células Madre podría ser una alternativa para tratar Hipogonadismo

El hipogonadismo masculino es una condición que afecta a casi un tercio de la población masculina de edad avanzada. La opción de tratamiento más común es la terapia de reemplazo de testosterona, pero ésta práctica puede tener efectos secundarios significativos. Un nuevo desarrollo en la investigación con células madre sugiere que pronto podría estar disponible un tratamiento alternativo para el hipogonadismo.

La testosterona es una hormona clave para el crecimiento y desarrollo sexual, cognitivo y corporal de los varones durante la pubertad. Con la edad, los niveles de testosterona disminuyen naturalmente, pero el hipogonadismo masculino es una condición en la que el cuerpo produce niveles anormalmente bajos de testosterona.

Estos niveles reducidos pueden conducir a trastornos del estado de ánimo, disminución del deseo sexual y disminución de la fuerza muscular y ósea.

Los niveles bajos de testosterona asociados con el hipogonadismo a veces se deben a la disfunción de los testículos, la glándula pituitaria o el hipotálamo. Aproximadamente, el 30 por ciento de los hombres de edad avanzada se ven afectados por ésta condición.

El enfoque clínico común para el hipogonadismo es la terapia de reemplazo de testosterona. Sin embargo, una cantidad significativa de investigaciones indica que existen diversos efectos secundarios relacionados a la terapia de reemplazo hormonal, incluyendo el riesgo de tromboembolismo venoso y trombosis venosa profunda.

De hecho, en 2014, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (USDA), en colaboración con Health Canada, ordenó que los fabricantes de reemplazos de testosterona añadieran una advertencia sobre estos riesgos en todos sus productos.

La reciente investigación con células madre sugiere que podría haber un tratamiento alternativo, que implicaría la transformación de las células de la piel de adultos en las células productoras de testosterona.

La testosterona es el resultado final de un proceso largo. Las células de Leydig – que se encuentran en los testículos – producen andrógenos, y estas hormonas son precusores para la biosíntesis de testosterona.

Un grupo de investigadores liderados por Yadong Huang, de la Universidad de Jinan, China, examinaron la posibilidad de “crear” células semejantes a las célulasLeydig mediante la reprogramación celular directa.

En la investigación con células madre, se considera que la reprogramación celular directa es una técnica más rápida y segura para obtener el tipo de células deseado que la reprogramación epigenética.

Esta es la razón por la cual Huang y Zhijian Su, también de la Universidad de Jinan, pensaron que transformar directamente las células de la piel adultas en células parecidas a las células de Leydig y luego trasplantarlas en hombres con hipogonadismo sería un mejor enfoque regenerativo.

Para probar esta hipótesis, los investigadores usaron roedores machos afectados con hipogonadismo.

Infectaron fibroblastos embrionarios de ratón – un tipo de célula que se encuentra en el tejido conectivo – con un vector que porta el gen mCherry. Esto les permitió separar las células esteroidogénicas de los fibroblastos. Entonces, Huang y su equipo examinaron 11 factores de transcripción que podrían regular la expresión génica esteroidogénica en células de Leydig.

Al eliminar gradualmente varios de los 11 factores de transcripción, los investigadores finalmente los redujeron a tres: Dmrt1, Gata4 y Nr5a1.

Después, el equipo utilizó vectores lentivirales -un tipo de retrovirus que puede cambiar la expresión del gen de su célula diana- para forzar la expresión génica de estos tres factores de transcripción.

El resultado fue un éxito. Los investigadores lograron reprogramar directamente las células de la piel de ratón en células de Leydig capaces de producir testosterona.

Finalmente, los científicos trasplantaron estas células de Leydig en los testículos de ratas y ratones deficientes en testosterona.

Las células no sólo sobrevivieron, sino que también restauraron los niveles normales de testosterona en machos con hipogonadismo.

El éxito de este esfuerzo científico sugiere una alternativa prometedora a la terapia de reemplazo de andrógenos.

“Al final, tenemos la esperanza de que esta investigación creará el camino para los ensayos clínicos probando un nuevo enfoque de medicina regenerativa para tratar la deficiencia de andrógenos en los hombres”, dice Su.

Huang también explica la importancia del estudio.

“Nuestro estudio es el primero en reportar un método para generar células de Leydig por medio de la reprogramación celular directa. Esta fuente alternativa de células de Leydig será de gran importancia para la investigación básica y proporciona la opción atractiva de la aplicación clínica en el campo de la medicina regenerativa. “

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

2 comentarios
Publicar tu Respuesta