Celulas Madre: Su capacidad para recuperar zona cardiaca danada

Celulas Madre: Su capacidad para recuperar zona cardiaca danada

Normalmente en nuestro blog sobre Medicina Regenerativa tratamos de compartirles  aplicaciones clínicas concretas asociadas a la Medicina Regenerativa, temas como Pain Magagment (Manejo del dolor), cumpliendo la obligación social de informar a los médicos y pacientes en Iberoamérica que herramientas pueden usar en el día a día para mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes. No obstante, hoy les quiero compartir una Investigación clínica que me resulta muy interesante, dado la  cantidad de Ensayos Clinicos registrados y los resultados que estan teniendo, como es el uso de las Células Madre para reparar un corazón dañado, espero que pronto sea una solución viable y estemos hablando acá de la experiencia de los pacientes.

Científicos han empleado una combinación de células para la elaboración de injertos de tejido cardíaco y estos han sido utilizados para reparar los corazones dañados de conejillos de india. Los investigadores afirman que este avance puede dar lugar a la creación de injertos de músculo cardíaco, lo cuales podrían ayudar a reparar este órgano en pacientes humanos que sufren de insuficiencia cardíaca.

Los investigadores se encuentran actualmente probando el procedimiento en cerdos y están trabajando con miras a realizar un ensayo en humanos.

La lesión miocárdica produce pérdida de masa de tejido contráctil que al no existir una eficiente regeneración, tal pérdida se hace esencialmente irreversible. Los ataques cardíacos destruyen el tejido muscular cardíaco, lo que genera una cicatriz fibrótica.

Los investigadores han  creado  un parche de tejido vivo para corazones heridos usando células endoteliales y cardíacas desarrolladas a partir de células madre pluripotentes inducidas por humanos. Estas bandas tridimensionales fueron colocadas sobre las zonas lesionadas de los corazones de cerdos; y después de  28 días, mostraron que los injertos de tejido muscular humano  colocados en la herida habían remuscularizado  el 12% del área infartada. Estos injertos evidenciaron una proliferación de cardiomiocitos, vascularización y de acoplamiento eléctrico del tejido cardíaco intacto en un subconjunto de corazones injertados. Las bandas de hEHT mejoraron la función ventricular izquierda en un 31% en comparación con su función previa a la implantación, mientras que la hEET o los parches libres de células no tuvieron efecto alguno. En general, nuestro estudio demuestra que las construcciones tridimensionales del músculo cardíaco humano pueden reparar un corazón lesionado.

 

La proxima semana estaremos hablando sobre dos procedimientos para tratar pacientes con enfermedades degenerativas, la extraccion de la Celulas Madre de la Medula Osea y el uso de amniotic Injection.

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

2 comentarios
Publicar tu Respuesta