Curso Celulas Madre-Stem Cell Training Inc.
Interesante? Compártelo!

Cuántos de tus pacientes son adictos a los opioides recetados ?

La crisis de la sobredosis de opioides en los

Estados Unidos

Seamos honestos; pareciera que los Estados Unidos estuviera errando al prestarle más atención al asesinato como consecuencia del uso de armas de fuego y otras enfermedades que a la adicción a los opiáceos que mata un promedio 130 personas al día. No cabe duda de que la adicción a los opioides se ha convertido en una grave crisis nacional que ha reducido la esperanza de vida de los Estados Unidos. Alcanzando un total  47,000 personas fallecidas por esa causa en el año  2017.

A pesar de la alarmante tasa de muertes por sobredosis de opioides, este problema no acapara los titulares de los medios de comunicación, ni logra desde mi modesta opinión que las grandes jugadores de la industria trabajen en  encontrar soluciones duraderas a la anomalía.

Muchas personas son adictas a los opioides en forma de heroína y sintéticos, pero miro con mucha preocupación cómo millones las personas se están convirtiendo en adicto a los opioides en forma de analgésico recetado para dolores crónicos, lo cual sucede cada día a más temprana edad. Si bien los opioides se utilizan para tratar del dolor crónico, más de una investigación a  ha sugerido que podrían no a aliviar el dolor a largo plazo. Y esto ha planteado una seria amenaza para la salud pública y el bienestar económico, no solo para los Estados Unidos sino también para otros países afectados.

Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, la “carga económica” total de la prescripción indebida de opioides en los EE. UU. se estima en $ 78.5 mil millones por año, incluida la pérdida de productividad, la participación de la justicia penal, el costo de la atención médica y el tratamiento de la adicción.

Los opioides y el abuso de sustancias de un vistazo.

Los opiáceos, conocidos popularmente como narcóticos, se prescriben comúnmente para el alivio rápido del dolor e inducir el sueño. Originalmente, se obtenia a partir  de semillas de plantas de amapola o sus derivados. Los opiáceos se producen naturalmente en forma de opio y morfina, pero la mayoría de los opiáceos son sintéticos. Estas drogas se volvieron altamente adictivas porque crean una intensa sensación de euforia y también de seguridad, sumado a sus propiedades para aliviar el dolor.

La mayoría de los pacientes con trastornos del dolor consumen opiáceos farmacéuticos como la oxicodona y hidrocodona; corriendo el riesgo de convertirse en dependientes de estos farmacos. Sin embargo, se ha estudiado que la sobredosis de opioides causa una serie de problemas de salud en los usuarios, y estos problemas de salud no se limitan a trastornos graves, sino incluso a la muerte. Uno de los efectos prolongados de los usos de los opioides es la incapacidad del cerebro de producir endorfinas de forma natural. Las endorfinas son conocidas como analgésicos naturales del cuerpo.

Inicialmente, hacia fines de la década de 1990, cuando las opioides se estaban volviendo populares entre la gente, las empresas farmacéuticas salieron a tranquilizar a la comunidad médica afirmando que los usuarios de opiáceos no se convertirán en adictos a los opioides prescritos para aliviar el dolor; por lo tanto, los proveedores de servicios de atención médica comenzaron a prescribir los medicamentos a los pacientes en mayor proporción dándoles gratificación inmediata a los pacientes sin tener en cuenta los daños futuros. Comenzando el camino hacia el uso indebido de opioides antes de que se descubriera que las prescripciones de opioides en realidad podrían ser altamente adictivas y costar vidas.

Datos sobre la prescripción y el uso indebido de opioides en los Estados Unidos.

Las tasas de sobredosis de opioides en los Estados Unidos comenzó a aumentar en 2017, más de 47,000 ciudadanos murieron debido al uso indebido de opioides, como la heroína, los opioides de venta con receta, el fentanilo fabricado ilícitamente (uno de los poderosos sintéticos de opioides).. La pregunta es, ¿cómo nos convertimos en adictos?

Todo comienza cuando no podemos manejar y regular un dolor recurrente. En esta condición, un paciente que consume opiáceos puede volverse adicto a las drogas, ya que las drogas ahora se usan para aliviar su dolor y, al mismo tiempo, crean una sensación de satisfacción y felicidad al usarlas. Con el tiempo, incluso después de que los dolores hayan desaparecido, un consumidor  de opiáceos requerirá más de la sustancia para alcanzar el mismo nivel de felicidad y la satisfacción que experimento por primera vez.. Dejar de usarlo, podría ser aún peor, ya que sus cuerpos comienzan a presentar algunos síntomas desagradables que hacen que el usuario busque más para aliviar los síntomas.

A partir de aquí, la prescripción y el uso indebido de opioides se han convertido en un problema de salud pública en los Estados Unidos con tasas de muerte alarmantes.

Estuve investigando sobre este tema para escribir sobre este artículo y encontré algunos datos de interés que me gustaría compartir con uds.

  •         De acuerdo al Equipo Digital de WQAD, una investigación de mercado de IMS Health reflejo que el número de recetas de opioides que dispensaron los médicos aumentó de 112 millones a 282 millones entre 1992 y 2012, respectivamente.

Por otro lado el  Centros de Control y Prevención de Enfermedades, estimó que cerca del 68% de los casos de aproximadamente 70,200 muertes por sobredosis de drogas registradas en 2017 se relacionaron con el uso de opioides.  Esto equivale a más de seis veces comparado con el de 1999 (incluidos los opioides ilegales, como la heroína y el fentanilo y los opioides de venta ilícita).

  •         De acuerdo a una reseña, alrededor del 21 al 29% de los pacientes con dolor crónico que toman opioides recetados los usan en forma indebida.
  •         Otro estudio también afirmó que aproximadamente el 80% de los usuarios de heroína consumieron inicialmente opioides recetados.
  •         El mismo estudio también afirmó que aproximadamente 8 a 12% de los usuarios de opiáceos desarrollan un trastorno de uso de opioides.
  •         De acuerdo con Centros de Control y Prevención de Enfermedades, existe un aumento del 30% en las sobredosis de opioides en 45 estados de los Estados Unidos entre julio de 2016 y septiembre de 2017.
  •         En otra reseña, las sobredosis de opioides aumentó en un 70% en la región del medio oeste entre julio de 2016 y septiembre de 2017.

 

¿Qué se ha estado haciendo al respecto?

Con más de dos millones de dependientes de opioides en los Estados Unidos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés) propone enfocarse en cinco áreas principales.

  • Promover e iluminar a las personas sobre el uso de medicamentos para revertir la sobredosis.
  • Dar a las personas acceso a tratamientos y terapias de recuperación.
  • Ofrecer apoyo para la investigación moderna sobre la adicción y el dolor.
  • Promover la vigilancia de la salud pública para ayudar a las personas a comprender mejor la epidemia.
  • Mejorar las mejores prácticas de manejo del dolor en el país.

Además de los esfuerzos del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de los Estados Unidos, el Director Francis S. Collins del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) en la Cumbre Nacional de Abuso de Drogas y Heroína de Rx en abril de 2018, anunció el lanzamiento de un programa especial conocido como la Iniciativa HEAL – Helping to End Addiction Long-term (Ayudando a Acabar con la Adicción a Largo Plazo). HEAL es un esfuerzo agresivo creado para acelerar las soluciones científicas para enfrentar la crisis de los opioides en los Estados Unidos.

¿Has escuchado hablar de la sobredosis o abuso dopioides? ¿Cuéntame cómo es en tu país?

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

10 comentarios
Publicar tu Respuesta