Paciente usa células madre para reparar su muñeca

Paciente usa células madre para reparar su muñeca

 

(CNN) – Bill Marlette estaba realmente lejos de casa, pero él estaba dispuesto a tomar el riesgo, ya que en realidad no tenía otras opciones.

Estaba cansado del dolor diario que hacia intolerable darle la mano a alguien

Marlette perdió su brazo en una accidente cuando era un adolecente, pero siendo un chico activo, no permitió que  esto lo detuviera. Continuo jugando futbol y golf, corriendo y hasta luchando.

Pero con el tiempo, la tensión en su brazo sano y muñeca sana cobro un precio.

Para aliviar su dolor, viajó de Sioux Falls, Dakota del Sur hasta Múnich, Alemania, con la esperanza de que un procedimiento especial utilizando células madre pudiera hacer una diferencia.

“No hay cartílago”, dijo Marlette de su muñeca. “Esta hueso con hueso. Esta constantemente inflamada y duele mucho.”

Con los años, aun las cosas simples, como acomodar su camisa o ponerse una chaquete, se volvieron muy dolorosas.

REGENERANDO LA ESPERANZA

Marlette desarrolló quistes y agujeros en los huesos de su muñeca. Los médicos le recetaban medicamentos anti-inflamatorios, pero solo manejaban el dolor, no hacían nada para realmente curar el problema. Un día, su médico, el Dr. Bob Van Demark de Sanford Health en Dakota del Sur, donde Marlette, trabaja en finanzas, vio una presentación del Dr. Eckhard Alt.

Se trataba de un nuevo tratamiento usando células madre.

“Después de una infección, herida o traumatismo,” Alt dijo. “llega un llamado a las células madre en los vasos sanguíneos, las cuales son silenciosas, y la naturaleza las activa.”

Las células madre están localizadas a través del cuerpo, como una reserva militar que ofrece regeneración y reparación. Cuando estamos enfermos o lastimados, nuestras células madre se dividen y crean nuevas células en el cuerpo, se adaptan, convirtiéndose en células especializadas de la sangre, musculares o cerebrales, por ejemplo.

Alt fue la primera persona en usar tejido adiposo, o grasa, como una fuente de células madre, de acuerdo con el Dr. David Pearce, vicepresidente ejecutivo de investigación en Sanford Health.

“El observó que el lugar más simple para obtener células madre es realmente la grasa,” dijo Pearce. “La mayoría de nosotros podría dar un poco de grasa, y esas células madre no necesitan se programadas de ninguna manera, pero si las colocamos en el ambiente adecuado, se convertirán en el tipo de células que las rodean.”

El tejido graso tiene muchos vasos sanguíneos, lo cual lo convierte en una excelente fuente de células madre, y Alt reconoció que las células madre derivadas del tejido adiposo también son particularmente buenas para transformarse en cartílago y hueso.

Las células madre son tomadas del tejido graso a través de una liposucción. Una mezcla de enzimas ayuda a separarlas del aceite y del tejido graso, de manera tal, que las células madre se quedan en el fondo del contenedor.

La médula ósea es otra fuente de células madre, pero estas se transforma fácilmente en células sanguíneas e inmunes. Las células madre derivadas de la grasa tienen otro destino.

“Las células madre derivadas de la grasa pueden convertirse en otro linaje de células, en cartílago, hueso y otros tipos de tejidos conectivos,” dijo Pearce.

Van Demark viajó a la clínica de Alt en Munich junto con algunos doctores de Sanford, la cual actualmente se está asociando con Alt para realizar ensayos clínicos en los Estados Unidos. El médico de Marlette estaba impresionado con lo que vio y recomendó el tratamiento a este paciente.

Marlette pagó por sus viáticos a Munich, donde el recibiría una inyección de células madre derivadas de su propio tejido graso.

“Recibí un tratamiento y mi muñeca se sentía mejor aproximadamente en dos semanas, “ dijo Marlette. “Durante el curso de los próximos siete meses, continuo mejorando y mejorando.”

Una inyección fue todo lo que se necesitó para su mejoría continua.

“Vemos (en una resonancia magnética) que esos quistes desaparecieron, el hueso se reestructuró, la inflamación desapareció, y se formó…cartílago nuevo,” dijo Alt.

Las imágenes de resonancia magnética confirmaron lo que él estaba sintiendo: El cartílago comenzó a regenerar su muñeca. Debido a que el procedimiento usa células autólogas, las cuales son células del cuerpo del mismo paciente, hay pocas o ninguna posibilidad de que ocurra un rechazo inmunológico.

UN PASADO CONTROVERSIAL

A pesar de que el procedimiento funcionó para Marlette, el uso terapéutico de células madre no está libre de controversias o de riesgos. En los Estados Unidos, han estado llenas de controversias porque gran parte de las investigaciones y discusiones iniciales estaban asociadas a las células madre embrionarias y fetales.

Marlette viajó a Alemania porque este tipo de tratamientos no están aprobados en los Estados Unidos. Han surgido clínicas en todo el país pero no cuentan con la supervisión de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en ingles).

El Dr. Robin Smith, la fundadora de la fundación Stem for Life, comenzó en este campo hace 10 años. De acuerdo con Smith, había 400 ensayos clínicos asociados a las células madre cuando ella comenzó; ahora hay 4,500. Ella se asoció con el Vaticano para llevar a cabo una conferencia el año pasado.

“Ahora estamos moviéndonos hacia una nueva era de la medicina,” dijo Smith, quien no participó en esta investigación.  “(Estamos) reconociendo que las células en nuestro cuerpo y el sistema inmune pueden ser utilizadas de alguna manera – manipuladas, redireccionadas o modificadas al nivel del ADN – para impactar la salud y curar enfermedades. Es un momento emocionante.”

El Dr. Eckhard Alt señala un punto en la imagen de resonancia magenetica de Marlette que fue tomada después de que recibiera la inyección de sus propias células madre en su muñeca.

El Dr. Nick Boulis es un neurocirujano en la Universidad Emory en Atlanta. Su equipo llevo a cabo el primer ensayo clínico aprobado por la FDA en los Estados Unidos, donde se les inyectoo células madre en la espina dorsal de pacientes que sufrían de la enfermedad de Lou Gehrig o esclerosis lateral amiotrófica (ELA), y el no está sorprendido de ver que un procedimiento como este tenga éxito en la clínica de Alt en Alemania.

“Las articulaciones y huesos se curan,” dijo Boulis. “El sistema nervioso es muy malo para regenerarse. No me sorprende que estemos viendo éxito en la recapitulación dl cartílago antes de que vemos éxito en la remodelación de una placa base.”

Smith aconsejó a los pacientes que hagan su investigación, sobre todo con respecto al tipo de células que está usando. “Cuando usted sufre de un problema de salud, y usted necesita una solución, a veces usted no cuenta con tres, cinco o siete años para poder llegar a ella,” ella dijo, haciendo referencia a cuan lento es el progreso de las regulaciones en lugares como los Estados Unidos.

“Entonces, en realidad debe buscar lugares que cuenten con la aprobación de las autoridades del país donde se encuentran. La seguridad debe ser lo primero,” ella dijo.

La clínica de Alt en Múnich fue aprobada por el equivalente de la FDA en Europa, la Agencia Europea de Medicinas. A través de la asociación con Sanford, el grupo de la salud ahora está lanzando ensayos clínicos en América, enfocándose en las lesiones del maguito rotador, una lesión del hombro común. Este es el primer ensayo en su clase que ha sido aprobado por la FDA.

Más adelante, Alt espera ver que las células madre se utilicen en procedimientos cardiacos y en el tratamiento del páncreas para ayudar a los diabéticos. Para él, el crecimiento no tiene límites.

“Creo que puede ser exponencial,” él dijo. “Será lo mismo (que vimos) cuando se estaba descifrando el genoma humano. El conocimiento crecerá exponencialmente y el costo bajará exponencialmente. Para mí, lo más emocionante es ver cómo puedes ayudar a pacientes que han estado desesperados y para quiénes no había otra opción, no había esperanza, y cuán bien les ha ido.”

 

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

7 comentarios
Publicar tu Respuesta