Plasma Rico en Plaquetas para la curación ósea: ¿mito o realidad?

El uso de plasma rico en plaquetas está comprobado en  los tejidos blandos y otros tejidos vivos. ¿Pero puede curar los huesos en sí?

Cuando se aplica  PRP en un área afectada, ya sea una articulación del codo o una rodilla o área de la espalda, realmente cura todo lo que está dentro de su alcance, incluidos los huesos. ¿Es realmente por eso que PRP realmente funciona?

Vamos a explicar.

Plasma rico en plaquetas para la curación ósea.

Los huesos no son solo materia sin vida adherida a los tejidos vivos. Son tan vivos como los tejidos mismos. Y al igual que los tejidos, también está cambiando constantemente. Las células óseas viejas se descomponen y son reemplazadas con otras nuevas en un proceso de tres partes llamado remodelado óseo, que implica reabsorción (digestión de células óseas viejas), reversión (nuevas células nacen) y formación (nuevas células se convierten en huesos completamente formados).

Este proceso, al igual que cualquier otro proceso biológico en el cuerpo, requiere hormonas y factores de crecimiento. Algunos de estos requerimientos  incluyen hormona paratiroidea (PTH), calcitriol, factores de crecimiento similares a la insulina (IGF), prostaglandinas, factor de crecimiento tumoral beta (TGF-beta), proteínas morfogenéticas óseas (BMP) y citocinas simples antiguas. Para esta discusión, debemos recordar solo una cosa: una gran cantidad de citoquinas y factores de crecimiento están involucrados en el proceso de remodelación ósea.

Lo que significa que aceleramos el proceso de remodelación ósea mediante el suministro de estas citoquinas y factores de crecimiento según lo sugerido por estudios como este.

¿Por qué plasma rico en plaquetas?

El plasma rico en plaquetas (PRP), al ser completamente “completo y natural”, puede simular más de cerca una situación in vivo con mayor eficiencia que cualquier otra cosa que esté compuesta por proteínas recombinantes artificiales. Con el  PRP, estamos aprovechando los beneficios biológicos de los factores de crecimiento cuyas funciones conocemos y las que aún desconocemos. De los más de 15 factores que conocemos están en el PRP, incluido el factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDRF), factor de crecimiento transformante beta (TGF-beta), factor plaquetario 4 (PF4), interleucina 1 (IL-1), factor de angiogénesis derivado de plaquetas (PDAF), factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), factor de crecimiento epidérmico (EGF), factor de crecimiento endotelial derivado de plaquetas (PDEGF), factor de crecimiento de células epiteliales (ECGF), factor de crecimiento similar a insulina (IGF), osteocalcina (Oc) , osteonectina (On), fibrinógeno (Fg), vitronectina (Vn), fibronectina (Fn) y trombospontin-1 (TSP-1) … en realidad estamos suministrando un conjunto “holístico” de nutrientes para la curación que no puede ser imitado por ninguno de aquellos obtenidos artificialmente.

Plasma rico en plaquetas para la curación ósea

Fertilizantes orgánicos para el cuerpo

La diferencia del  PRP es que es como agregar fertilizantes químicos versus fertilizantes orgánicos a las plantas. Los fertilizantes químicos son ricos en nutrientes esenciales que sabemos que son necesarios para los cultivos. Pero por otro lado, los fertilizantes orgánicos suministran nutrientes no solo a las plantas sino también al suelo, mejorando la estructura y la altura del suelo, la capacidad de retención de agua, reduce la erosión y promueve la liberación lenta y constante de nutrientes a las plantas mismas.

Claramente, los fertilizantes orgánicos son mejores, ¿verdad?

El plasma rico en plaquetas es como fertilizantes orgánicos para nuestro cuerpo.

  • Bonificación: Fuertes propiedades antimicrobianas.

Parece que la función de curación del plasma rico en plaquetas tiene también una función sinérgica a las propiedades antimicrobianas. Nuevos  estudios confirman que el uso de plasma rico en plaquetas en cirugías puede tener el potencial de prevenir infecciones y reducir la necesidad de costosos tratamientos postoperatorios.

Esa es una  ventaja excelente para el fertilizante orgánico de nuestros cuerpos. Quizás, hay más. Entonces, ¿por qué alguien  no se aprovecharía de ellos?

El alcance del plasma rico en plaquetas está creciendo a medida que la comunidad científica continúa descubriendo sus propiedades inherentes. El PRP es un componente inevitable e ineludible de la curación.

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

1 comentario
Publicar tu Respuesta