Premio Nobel de Medicina 2016 a Dr Yoshinori por su descubrimiento del comportamiento Celular

Hablemos sobre el Premio Nobel en Medicina 2016.

 

En primer lugar aclaremos que realmente es el Premio Nobel. Es un galardon internacional administrado por la Fundación Nobel en Estocolmo, Suecia, y es basado en la fortuna de Alfred Nobel, inventor y empresario sueco. El premio es un reconocimiento de los avances académicos, culturales y / o científicos Cada ganador, recibe una medalla de oro, un diploma y una suma de dinero que se ha decidido previamente por la Fundación Nobel .

El premio de Medicina o Fisiología es otorgado por la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska.

Este año fue otorgado a Yoshinori Ohsumi por sus descubrimientos en los mecanismos de la autofagia. Y ahora es cuando empezamos a hablar de medicina.

 

El concepto de autofagia surgió durante la década de 1950, cuando los investigadores observaron por primera vez que la célula podría destruir sus propios contenidos encerrándolos en membranas, creando vesículas en forma de saco que se transportan a un compartimiento de reciclaje. Estos son los llamados  lisosomas. Las observaciones durante la década de 1960 mostraron que grandes cantidades de contenido celular, e incluso los orgánelos enteros, se podían encontrar en el interior de los lisosomas.

En la década de 1990, Yoshinori Oshumi utilizo hongos de levadura para identificar genes esenciales para la autofagia. A continuación, pasó a dilucidar los mecanismos subyacentes de la autofagia en la levadura y mostró que la maquinaria tan sofisticada es muy similar a la que se utilizan nuestras células.

¿Cómo hizo esto?

Bien, la levadura no tiene lisosomas. Tiene vacuolas, un organelo que corresponde a los lisosomas en las células humanas. Las células de levadura son relativamente fáciles de estudiar y por lo tanto a menudo se utilizan como modelo para las células humanas. Pero Oshumi se enfrentó a un reto importante; las células de levadura son pequeñas y sus estructuras internas no se distinguen fácilmente bajo el microscopio. Oshumi razonó que si pudiera perturbar el proceso de degradación en la vacuola, mientras que el proceso de autofagia estaba activo, entonces autofagosomas debian acumularse dentro de la vacuola y se harian visibles bajo el microscopio. Por lo tanto, cultivó una levadura mutante que carecia de las enzimas de degradación vacuolar y al mismo tiempo estimuló la autofagia de las células. Los resultados fueron sorprendentes! En cuestión de horas, las vacuolas se llenaron de pequeñas vesículas que no habían sido degradadas. Las vesículas eran autofagosomas y el experimento de Oshumi demostró que existe authophagia en células de levadura. Pero aún más importante, que ahora tenía un método para identificar y caracterizar los genes clave involucrados en este proceso.

Gracias a Oshumi, ahora sabemos que la autofagia controla importantes funciones fisiológicas cuando componentes celulares necesitan ser degradados y reciclados. La autofagia puede proporcionar rápidamente combustible para energía y la renovación de los componentes celulares. La autofagia contribuye al desarrollo embrionario y la diferenciación celular. Las células también utilizan la autofagia para eliminar las proteínas y organelos dañados, siendo un mecanismo de control de calidad que es fundamental para contrarrestar las consecuencias negativas del envejecimiento.

Defectos e interrupcion de los procesos de autofagia se ha relacionado con la enfermedad de Parkinson, diabetes tipo 2 y otros trastornos. Las mutaciones en los genes responsables por la autofagia pueden causar enfermedad genética. Las alteraciones en la maquinaria de la autofagia también se han relacionado con el cáncer.

En estos momentos hay una intensa investigación para desarrollar fármacos o manipulaciones geneticas que puedan dirigirse a la correccion de los mecanismos de  autofagia en diversas enfermedades. Seguramente volveremos a escuchar de Ohsumi y de su grupo.

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!:

7 comentarios
Publicar tu Respuesta