Se realizará en Japón una operación cardíaca utilizando células madres

La operación consistirá en fijar al órgano cardíaco una lámina de músculo, dicha lámina estará creada a partir de células madres.

El gobierno de Japón en pro de los avances tecnológicos referentes a la medicina se encargó de aprobar el uso de células pluripotentes (iPS) para ser usadas en una operación cardiaca, dicha operación estará dirigida por un equipo de la universidad de Osaka, liderado por el profesor Yoshiki Sawa, y será la primera en realizarse de este modo a nivel mundial.

A través de la operación se intentará adherir al corazón de un paciente, con fuerte insuficiencia cardiaca, una lámina de músculos, construida a partir de células pluripotenciales, con esto se quiere llegar a conseguir el correcto funcionamiento del órgano.

Esta operación estará llena de innovación, ya que se trata del primer ensayo clínico del mundo sobre el uso de iPS en un corazón. Anteriormente, para ser exactos, en el año 2014 un grupo dirigido por el centro de investigaciones estatal de Riken realizó exitosamente la primera intervención a humanos utilizando dichas células, en esa oportunidad, la operación consistió en un transplante de retina en una paciente que presentaba degeneración macular.

La diferencia de aquella ocasión y la presentada en este artículo, es que en las células iPS usadas provienen de la propia paciente, en esta oportunidad las células iPS utilizadas han sido obtenidas a través de un donante, y el volumen de células utilizadas será mucho mayor, dado estas circunstancias los posibles riesgos de rechazo aumentan, así como la posibilidad de otras complicaciones.

La operación tiene pronosticada llevarse a cabo antes de fin de año, según informó la Universidad de Osaka. Una vez realizada esta intervención el equipo ha decidido establecer un período prudente de al menos un año para lograr un seguimiento estable y continuo de la seguridad y la posible aparición de efectos adversos de dicho tratamiento.

Las células iPS tienen la propiedad de convertirse en cualquier tipo de tejido, esto ocurre mediante un proceso de reprogramación genética.

La utilización de este tipo de células resuelve el dilema ético que representaba trabajar con células madre de embriones, que como las iPS poseen una alta capacidad de transformación celular, esto es un avance muy importante en todo el tema de la medicina regenerativa.

 

¿Qué Opinas? Dejanos tu Comentario!: