fbpx

¿Por qué aplicar células mesenquimales a tu paciente?

Durante varios años, las células madre mesenquimales (MSC) vienen siendo el centro de investigación de distintos estudios gracias a sus destacados beneficios biológicos. Aquí podrás conocer más acerca de sus variadas aplicaciones y sus características. Además, te contaremos por qué deberías ofrecer tratamientos que involucren a esta potencial terapia.

Uso en pacientes. ¿Por qué aplicar células mesenquimales?

Las células madre pueden llegar a auto renovarse por medio de la división celular. A su vez, también son capaces de diferenciarse frente a distintos tipos de células.

Por otra parte, podemos encontrar 3 clases de células madre:

  • Células madre adultas.
  • ESC o células madre embrionarias.
  • iPSC o células madre pluripotentes inducidas.

Ahora bien, es muy probable que te preguntes en dónde encontramos a las células madre mesenquimales. Pues bien, las células madre adultas incluyen a las células madre mesenquimales (MSC).

A partir del primer momento en que las células madre embrionarias fueron aisladas, los científicos festejaron el inicio de una multitud de posibilidades. Esto promovió el empleo de estas células en la terapia inmunológica y en la medicina regenerativa.

¿A qué nos referimos al hablar de células madre mesenquimales?

Las MSC son células multipotentes que tienen el potencial para diferenciarse frente a diferentes linajes celulares. Al mismo tiempo, su gran habilidad para renovarse se mantiene intacta y no se ve afectada.

Por otro lado, se las denomina “mesenquimales”, ya que pueden diferenciarse desde el mesodermo. Si bien, al comienzo fueron aisladas a partir de la médula ósea, hoy en día pueden obtenerse a partir de variadas fuentes. Por ejemplo, los tendones, los cordones umbilicales, el tejido pulmonar y adiposo, entre otros.

Además, se ha confirmado que las MSC se diferencian in vivo a células adiposas, óseas, pancreáticas, neuronales, hepáticas y condrocitos.

¿Qué beneficios ofrecen las MSC?

Las MSC pueden ser aisladas de forma sencilla y fácil. Asimismo, pueden conservar su potencial de expansión por mucho tiempo sin que se pierdan sus características. Por estos motivos, las células madre mesenquimales son una excelente opción para quien desee trabajar con ellas en cultivos.

De forma adicional, de acuerdo a la condición de cultivo que se emplee, se puede lograr una transdiferenciación de las MSC, de mesodermo a ectodermo y endodermo. Cabe destacar que este procedimiento in vivo se consigue a través del uso de medios de cultivo especializados. Uno de ellos podría ser el ready-to-use PromoCell MSC Differentiation Media. Tener en cuenta este aspecto sin lugar a dudas puede aumentar la versatilidad.

Otro de los beneficios que tienen las células mesenquimales está asociado con su poder inmunomodulador. Gracias a ello pueden sintetizar citocinas y receptores que tienen la habilidad para transformar la inmunidad del huésped.

En síntesis, cada una de las características de las MSC que te hemos mencionado las diferencian de otros tipos de células. Por consiguiente, los científicos evalúan su uso para tratar afecciones autoinmunes, neurodegenerativas y cardíacas. Inclusive, no debemos olvidarnos de su importancia en la terapia celular.

Por último, si deseas aumentar tus conocimientos acerca de las MSC, te invitamos a formar parte de nuestros cursos de capacitación médica.

Entrada anterior
¿Sabías que los exosomas podrían mejorar las complicaciones de Covid-19?
Entrada siguiente
Terapia Celular Regenerativa en México
Menú
Open chat
¡Hola!
¿Podemos ayudarte con algo?