fbpx

Tratamiento de células madre y exosomas

¿Qué son las células madre?

Las células madre son células que se producen en la médula ósea. Están distribuidas por todo el cuerpo, cerca de los capilares, donde están listas para movilizarse en un momento dado. 

Cuando un área del cuerpo resulta dañada por un traumatismo, infección, toxicidad o mala circulación, el cuerpo responde produciendo inflamación en esa área. La inflamación luego atrae a las células madre al área dañada. Cuando llegan allí, hacen lo que solo las células madre pueden hacer.

Las células madre transportan vesículas. Las vesículas son burbujas microscópicas que contienen micro ARN, ARN mensajero y varias proteínas de señalización.

Cuando las células madre llegan al área dañada, liberan estas vesículas. Los componentes de las vesículas son absorbidos por las células dañadas y ocurre uno de los grandes milagros de la vida. Los tejidos dañados se reviven y se regeneran. Y eso no es todo.

Las vesículas también secretan citocinas antiinflamatorias para eliminar la inflamación. 

También se ha demostrado que son eficaces contra infecciones agudas y crónicas mediante la fabricación y liberación de péptidos antimicrobianos. Y son antifibróticos. Esto significa que pueden descomponer las cicatrices fibróticas que pueden ocurrir en los pulmones y otros tejidos. Tengo que admitir que las células madre parecen la respuesta mágica a todas las cosas relacionadas con el envejecimiento. Sin embargo, el factor edad es importante para que este procedimiento sea efectivo.

A medida que envejecemos, nos volvemos progresivamente fuera de forma y  nuestras células madre no funcionan muy bien. Esta es la razón por la que nuestros cuerpos no se curan tan bien a medida que envejecemos. 

Y con el paso de los años, el daño no curado se acumula y empeora, y pronto se vuelve irreparable. El resultado son enfermedades crónicas relacionadas con la edad que incluyen enfermedades pulmonares crónicas como enfermedades cardíacas crónicas y daño musculoesquelético crónico como problemas en las caderas, rodillas, hombros, etc. Y es entonces cuando la terapia con células madre puede ser un cambio de juego.

¿Qué tipos de tratamientos con células madre están disponibles?

Cuando se trata de terapia con células madre, existen básicamente dos formas Una de ellas es la denominada terapia autóloga. En esta forma, se extraen las células madre del propio paciente y se inyectan en las zonas dañadas.

Para obtener las células madre autólogas, el médico introduce una aguja en la médula ósea del paciente o realiza un procedimiento llamado liposucción en el que se extraen las células grasas. La sangre de la médula ósea y las células grasas contienen una gran cantidad de células madre. Estas células madre pueden luego separarse de la sangre de la médula ósea o la grasa y luego inyectarse nuevamente en el paciente.

La terapia con células madre autólogas puede ser muy eficaz, especialmente para regenerar las articulaciones dañadas, sin embargo como mencionamos antes, las células madre autólogas son tan buenas como la edad del paciente del que se extraen

Una de las razones por las que no sanamos tan bien a medida que envejecemos es porque los cuerpos más viejos producen menos células madre. Y para empeorar las cosas, a medida que celebramos más y más cumpleaños, los que producimos tienen menos viabilidad y eficacia y menos factores de crecimiento, microARN y ARN mensajero. Esto limita drásticamente la utilidad de la terapia con células madre autólogas en las personas mayores.

¿Entonces, qué hacemos ahora? Existe una solución mejor y es utilizar células madre derivadas del cordón en tu tratamiento.

Resulta que el cordón umbilical de un bebé recién nacido contiene una gran cantidad de células madre. Los niños se curan muy rápido y eso se debe a que sus células madre son mucho más efectivas que las células madre de una persona mayor. Estas células madre se extraen directamente del cordón umbilical, por lo que en lugar de tirarlas, se procesan y recolectan inmediatamente después de que nace un nuevo bebé.

Luego se colocan en ampollas y se mantienen frescas activas almacenándolas a menos 80 grados. Y esta es la razón por la que las células madre derivadas del cordón están cambiando la forma en que los médicos realizan la medicina regenerativa.

Cuando el médico necesita administrar un tratamiento con células madre, todo lo que tiene que hacer es descongelar las células madre del cordón e inyectarlas inmediatamente. No se necesita ningún procedimiento quirúrgico de riesgo.

Exosomas: Tratamiento

¿Recuerda que cuando las células madre llegan a donde se necesitan, liberan vesículas que transportan microARN, ARN mensajero y varias proteínas de señalización?

 El término para estas vesículas es exosomas. Estos exosomas, no son las células madre en sí, son el mecanismo detrás del poder regenerativo de las células madre. Y la buena noticia es que los médicos ahora pueden obtener ampollas de exosomas y usarlas directamente sin tener que inyectar células madre.

Entonces, ¿por qué es eso algo bueno y existen ventajas para los exosomas sobre las células madre?

Los exosomas tienen una serie de ventajas sobre las células madre. Por ejemplo, uno de los problemas de la inyección de células madre por vía intravenosa es que tienden a agruparse. Esto hace que sean menos capaces de llegar a su destino. Al inyectar exosomas, se evita este problema de aglutinación.

Además, cuando las células madre se inyectan por vía intravenosa, el primer lugar al que van es a los pulmones. Y dado que prácticamente todo el mundo tiene algún tipo de inflamación en los pulmones, las células madre tienden a asentarse en los pulmones en lugar de viajar por todo el cuerpo hasta el corazón, los riñones, el cerebro, el hígado y otros lugares. Ahora, si tiene un problema pulmonar primario, esta es una gran noticia. Pero si desea regenerar órganos y tejidos más allá de los pulmones, las células madre son muy limitadas para llegar allí. Este no es el caso de los exosomas. Dado que son partículas mucho más pequeñas, pueden pasar fácilmente por los pulmones. Incluso pueden cruzar la barrera hematoencefálica.

Otro problema potencial con la inyección intravenosa de células madre del cordón es que el sistema inmunológico innato y adaptativo puede percibirlas como extrañas y destruirlas rápidamente. Los exosomas son capaces de evadir este tipo de respuesta inmune.

Y un aspecto particular de los exosomas es que, dado que no son células, son menos costosos y más fáciles de almacenar y utilizar.

En Curso Celulas Madres ofrecemos Cursos de Certificación en Terapia Celular y Exosomas en diferentes países, si estás interesado puedes chequear nuestras próximas fechas en el siguiente link: https://cursocelulasmadre.com/cursos-de-certificacion/cursos-presenciales/

Por aquí te dejo un video explicandote un poco más sobre como funcionan los Exosomas:

Que son los Exosomas ? | Terapia con Cellgenic Flow Exosomes
Entrada anterior
5 Diferencias entre células madre de la grasa y exosomas
Entrada siguiente
Razones para elegir Terapia con células madre en México
Menú
Open chat
¡Hola!
¿Podemos ayudarte con algo?