fbpx

La inyección de Wharton Jelly: ¿En qué consiste?

La gelatina de Wharton, también conocida como Wharton Jelly, es el tejido embrionario que se halla en el cordón umbilical. Tiempo atrás, este tejido tan sólo era un desecho más que no se reaprovechaba. Sin embargo, al día de hoy se conoce que está colmado de ingredientes curativos, y es una importante fuente de células madre mesenquimales (MSC). De forma adicional, la gelatina de Wharton contiene factores de crecimiento y proteínas que promueven una efectiva curación.

Las MSC obtenidas a partir de la gelatina de Wharton tienen un gran potencial, ya que el sistema inmune no puede reconocerlas con facilidad. A su vez, son consideradas células primitivas. Esto quiere decir que comparten muchas semejanzas con las células embrionarias. De esta forma, cuando un paciente recibe una inyección de Wharton Jelly tiene un menor riesgo de que se desencadenen reacciones inmunitarias.

Wharton Jelly: ¿Qué afecciones podría tratar?

Wharton Jelly es una terapia que usa células y componentes naturales para estimular la regeneración tisular y celular. Esta gelatina está compuesta por ácido hialurónico, colágeno y proteína de crecimiento. Además tiene efectos antiinflamatorios.

En otras palabras, los tratamientos con gelatina de Wharton son útiles para tratar una amplia gama de condiciones médicas. Entre ellas, la artritis, las patologías degenerativas, los ligamentos y músculos lesionados, y el dolor crónico. De igual modo, esta terapia también es efectiva cuando se desea estimular la cicatrización de heridas.

Por otra parte, no existe un límite de edad, sino que cualquier persona puede llegar a recibir este tratamiento. Asimismo, por lo general una sola sesión suele ser suficiente para conseguir los resultados que se desean.

¿En qué consiste la terapia con Wharton Jelly?

Con el mínimo procesamiento posible, en el lugar de la lesión se coloca una inyección con el producto derivado de la gelatina de Wharton.

Cabe destacar que en algunos casos se utiliza lidocaína para anestesiar zonas que tengan más sensibilidad. Aunque no todas las veces se necesita adormecer el sitio lesionado. En definitiva, este tratamiento no es doloroso. De hecho, el paciente tan sólo llegará a sentir el pinchazo de una aguja.

Tras inyectar la gelatina de Wharton, inicia el trabajo de las células. Las MSC empiezan a diferenciarse en las células que se necesitan para la regeneración del tejido lesionado. De este modo se disminuye el dolor y la inflamación. En consecuencia, esto permite que el cuerpo del paciente recobre su funcionalidad.

No se necesitan cuidados posteriores

Las personas que reciben el tratamiento con gelatina de Wharton no necesitan pasar por un período de recuperación. Esto permite que casi todos los pacientes puedan retomar su vida con total normalidad.

Si la terapia está enfocada en el tratamiento de daños articulares o ligamentos lesionados, es probable que se necesite continuar chequeando la evolución del resto de la lesión. En este tipo de situaciones, usted como profesional podrá sugerirle a su paciente los consejos más adecuados para obtener los mejores resultados.

En la mayoría de los casos, el tratamiento con Wharton Jelly no es un procedimiento invasivo. Al mismo tiempo es efectivo para una amplia variedad de afecciones. Gracias a sus escasos efectos adversos y a su gran potencial regenerativo, es una alternativa segura para todas las personas sin importar su edad.

Certificación en Terapia Celular

Si deseas adquirir más conocimientos sobre medicina regenerativa y aplicaciones puedes hacer clic en el siguiente link para ver nuestra agenda:

Entrada anterior
¿Qué es lo que diferencia a un producto celular autólogo de uno alogénico?
Entrada siguiente
Terapia celular: ¿Podría ser una solución para la alopecia?
Menú
Open chat
¡Hola!
¿Podemos ayudarte con algo?