fbpx

¿Qué es lo que diferencia a un producto celular autólogo de uno alogénico?

La Regeneración es la habilidad que posee nuestro cuerpo para sanarse a sí mismo. A su vez, la medicina regenerativa está compuesta por dos elementos muy importantes, que son las células madre y los factores de crecimiento. Estos últimos tienen la capacidad de regenerar tejidos y estimular a las células madre.

¿Qué beneficios brindan las células madre?

Las células madre pueden convertirse en cualquier otra célula y sustituir a las células dañadas. Asimismo juegan un papel crucial en la liberación de moléculas que estimulan la reparación de lesiones causadas por patologías o por el envejecimiento. Por otro lado, se caracterizan por su capacidad de diferenciación y de auto-renovación.

Producto celular autólogo y alogénico

Por medio de una reducida muestra de tejido de un donante, las células madre pueden ser aisladas in vitro. A partir de aquí se pueden estimular para lograr su posterior diferenciación en la clase de célula que se requiera. De esta forma, después pueden trasplantarse en el mismo donante o en otra persona.

El proceso por el cual una persona puede recibir sus propias células madre modificadas se conoce como trasplante autólogo. En cambio, si un individuo recibe células madre provenientes de otra persona, el proceso se denomina trasplante alogénico. Cabe destacar que las células madre obtenidas por medio de una fuente autóloga ofrecen mayor compatibilidad y seguridad.

¿Qué cantidad de células madre se debe aplicar?

La dosis de células madre obtenidas a partir del donante, concentradas y purificadas, por lo general alcanza para tratar algunas enfermedades. No obstante, tratar otras dolencias médicas puede llegar a requerir una cantidad más elevada. En este caso, podría ser necesario su cultivo, expansión y potenciación. Ahora bien, cultivar células madre incrementa la posibilidad de contaminación. Por consiguiente, es clave realizar estrictos controles de calidad.

¿Cuál es la mejor fuente de células madre?

Adultas

Luego están las células madre adultas o ASCs, que engloban a varios tipos de células, destacándose las que derivan del tejido adiposo (ADSCs). A continuación podrás conocer algunas de las ventajas de las ADSCs:

  • Tienen una gran capacidad de diferenciación. De hecho, pueden diferenciarse en neuronas, hepatocitos, condrocitos, células óseas, pancreáticas, adiposas, epiteliales, musculares y cardíacas.
  • Su estabilidad genética es superior a la de otras células.
  • Es posible acceder a ellas con facilidad y de forma segura.
  • El tejido adiposo ofrece una concentración de células madre mucho más elevada en comparación con otros tejidos.

UCSCs

Por último, están las células madre del cordón umbilical o UCSCs. Las mismas comparten grandes semejanzas con las ESCs, aunque no generan riesgo de teratomas. En particular, podemos decir que las UCSCs obtenidas a partir de la gelatina de Wharton cuentan con destacados beneficios. Algunos de ellos son:

  • Elevada diferenciación.
  • Pueden bloquear a citocinas proinflamatorias y al mismo tiempo promover la síntesis de citocinas antiinflamatorias.
  • Estas células se obtienen de forma sencilla a través del cordón umbilical, un componente que antes se desechaba.
  • Se pueden cultivar y conservar con facilidad y eficacia.
  • Su uso no se relaciona con la aparición de tumores.
  • No hay posibilidad de rechazo, ya que no expresan antígenos leucocitarios.

Por todos estos motivos, las UCSCs son una excelente fuente para tratamientos autólogos y alogénicos. En la actualidad se considera que son la mejor fuente de células madre existente.

The History Of Stem Cell Therapy | ISSCA | MARK WILLIAMS

Si estas interesado en conocer a profundidad el tema y empezar a aplicar terapia celular en tu consultorio, puedes ingresar al siguiente enlace con nuestra agenda de Certificación:

Entrada anterior
Terapia Celular Regenerativa en México
Entrada siguiente
La inyección de Wharton Jelly: ¿En qué consiste?
Menú
Open chat
¡Hola!
¿Podemos ayudarte con algo?